Memes del Guajo

1) Elogio de la Locura

Jose Elias Leal

Las mayoría de los candidatos tamaulipecos tuvieron uno o varios cargos públicos donde, todos, se desempeñaron de forma anodina y miserable; fueron, de alguna manera, artífices del desastre, y todavía quieren más…

Por que la cosa está dura
Dame por dios una cita,
El hambre no se les quita
A pesar de tanta hartura.

Si tuviesen un poco de vergüenza, los anodinos, declinarían a sus ambiciones, se irían a sus casas y se pegarían un tiro, como haría cualquier persona sensata y normal.

Presumo que estoy perdido
Pues no me das ni la mano,
Cuando te vas al partido
Te la dejan cayetano.

Electrochoques

electroshock

El Humor, ese don que los Dioses administran sólo a sus predilectos: Sergio Pitol.

No creo en los políticos ni de aquí ni de Europa ni de ningún lado: Lobo Antunes.

El que sonríe manifiesta al homínido de enfrente que es pacífico, que no lo morderá. Mostrar los dientes y no utilizarlos para atacar se ha convertido en saludo de paz, en señal de bondad, para los descendientes de los brutos del cuaternario: A. Cohen.

¿A quién amará aquel que se odie a sí mismo? Erasmo de Rotterdam.

Quiero decirte muy quedo
Que tu aroma se me mete,
Me fascina hasta el zoquete
Que se acumula en tus dedos.

Más de Antunes

Lobo Antunes

La gente ya no cree en las mentiras de los políticos, ya no creen nadie y ya no va a votar, harta de que le hagan promesas que no cumplen.

No hay ningún político que esté en la miseria, como tampoco los estás los presidentes de las compañías. Siempre van a tener empleo, porque existe una complicidad de clase.

Te lo digo porque quiero
Que tu cruel desdén me mata,
Son los dedos de tus patas
A los que yo me refiero.

2 comentarios

  1. Osti dice:

    Los candidatos tamaulipecos? Todo aquel que desempeñe el flamante título de Señor Diputado o peor aún Senador plurinominal, son unos vampiros chupando la sangre y energía del más jodido, unos junkies del poder, de todo aquello que genere pingües ganancias..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *