Memes del Guajo

24) Ante lo inevitable

Tetona

“Yo soy humilde, modestos los pendejos”: Carlos Pellicer.

Cenizo del Pozo, editar hambreado a pesar de la hartura, dijo a su administrador: “manténgase informado sobre el quebranto en la salud de los ricos viejos” – ¿Para insertar un deseo de pronta mejoría? –inquiere el restante.

-No. Para ensartar las esquelas a deudos y amigos.

Sé que encontraré la meta
aunque pague las albricias,
aquí les traigo una prieta
paqué le den sus caricias.

Negrura

Narra Virgilio en su Eneida que el piadoso Eneas dio muerte al Mancebo Lauso, y al verlo agonizar se apiadó de él, ya que le recordó a su hijo Lulo. Tiende su mano (Eneas a Lauso) y le dice: “Consuele tu miserable muerte, oh joven infeliz, que has sucumbido a manos del grande Eneas.” En la nota de pié aparece el siguiente comentario de la casa editora: “La figura de Eneas se convierte en este pasaje, insuperablemente humano, en un símbolo de amor paternal y filial.” ¿Quién dijo que el humorismo negro es de reciente creación? No hay nada nuevo bajo el sol.

Dijiste que me querías
Y ahora sé que no me quieres,
De noche y también de día
Te matan y no te mueres.

Llenadero

Cuando un periodista ocupa mucho espacio es que no tiene nada qué expresar: Elvis Cochazo.

La esperanza es la segunda alma del desdichado: Goethe.

El rey fruncía el ceño igual que un magistrado cornudo y estreñido: Camilo José Cela.

Un niño de 13 años acudió con el Cura en busca de consejo y este lo puso a leer la biblia y le dijo que era un pecador, le inoculó el temor a Dios, el niño se fue a su casa y se ahorcó: William Gaddis.

Me gustaría encarnar como un ave carroñera: nadie la odia ni la quiere ni la necesita ni la envidia: Faulkner.

El corazón anida cerca del estómago: Juan José Arreola.

Aquí no hay pero que valga
Cuando la pasión aprieta,
Si tu no me das las nal…
Me mato a puras chaquetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *