Memes del Guajo

56) Purgas

5509570366_4bb9193662_b

El diputado le es fiel a quien le compra las croquetas con dinero robado.

En el cine…

Mi suerte ya ha sido echada
Y se me acaban las ganas,
Te la pasaron doblada
Y la cinta es mexicana.

Para ellos, que dignifican los escaños con el húmedo calor de sus entrañas:

Se te hilvanan los errores
Y avalas cualquier engaño,
Nada te enseñan los años
Y te joden los señores.

El vasco

“Contingencias no afectan crecimiento”: Luis Videgaray, titular de Hacienda.

Incluso, las contingencias aceleran el crecimiento, pero de unos; ¿y el desarrollo? Ambos, crecimiento y desarrollo, son excluyentes. El crecimiento de unos mutila el desarrollo de todos. El desarrollo nunca es tal si sus dimensiones no alcanzan a toda la sociedad. Esto lo entienden hasta los perros.

Se adquieren las mismas roñas
En burdeles y congales,
Siempre han de ser los chacales
que se nutren de carroña.

Purgas

… al soldado que muere por la patria sin saber qué es la patria: Fernando Pessoa.

Soy juguete de una amable locura: Horacio.

Lo que engalana a este fulano, Luis Videgaray, aparte de sus declaraciones, es su origen ibérico.

El que en la m… se atasca
Ha de provocarnos asco,
Aunque se sienta muy vasco
Tal vez sea una linda basca.

Elogio…

erasmo_16037

Hay dos clases de locura: Una, las crueles furias lanzadas desde los infiernos, como serpientes, para encender en los pechos de los mortales el ardor por la guerra, o insaciable sed de oro, o amor indigno y funesto… y cuando hacen sentirse al alma culpable y contrita enviando contra ellas furias y fantasmas: Erasmo de Rotterdam.

Contrita: Arrepentida.

Aunque a veces no se nota
Toda el alma se me raja,
Ya me quedé medio idiota
Al tejerme tanta paja.

Hay otra locura muy diferente, continúa Erasmo, que es digna de ser deseada en grado sumo por todos. Es alegre extravío de la razón, que libera al alma de de angustias y la perfuma con múltiples voluptuosidades. Cita a “aquel ciudadanos de Argos que se pasaba los días riendo y palmoteando divertido en el teatro, cuando este estaba vacío y, obvio, no se representaba nada. Al tiempo se conducía correctamente con los deberes de la vida, complaciente con su familia y amigos”. Renegó de sus médicos cuando lo curaron.

Mi vida no es una fiesta
Ni aroma tiene las flores,
Bostezabas a lo bestias
Cuando te hablaba de amores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *