Memes del Guajo

73) OGTs

el obispo millonario

En la calle deben pasar cosas extraordinarias, por ejemplo, la revolución: Efraín Huerta.

Campaña de linchamiento y odio contra legisladores, financiados por “quienes buscan recuperar simpatías electorales”: Lilia Morodio, senadora del PRI.

Por Dios que perdí la fe
Pues todo me declinó,
A mil santos le recé
Y ninguno me cumplió (Fanny Lu).

¿Linchamiento?

Son los legisladores traidores y embrutecidos por la codicia quienes linchan al pueblo con sus aprobaciones. Cuando se es estúpido y odioso no se requieren campañas de odio ni de linchamiento. Son automáticos los OGTs. No sé porque se levantan nomás a cagarla; mejor quédense acostados.

Empresarios obligados a emigrar ante la inseguridad: Carlos Castillo G., Coparmex… ¿y los jodidos? No me vengan con que corren menos peligro.

Más te vale que lo creas
Por la buena o por la mala,
Que las benditas ideas
Son siempre a prueba de balas.

Cómplices

perro bravo chingona

Se diatriba y se repugna contra los periodistas: que son corruptos, mentirosos, chayoteros, extorsionadores y contorsionistas. ¿Y qué me dicen de los editores? Nadie los toca y hacen unas cosas que ni los marranos. Algunos, los más reaccionarios, apoyaron al rabioso Calderón en su guerra estúpida, y cuando se puso la cosa caliente, con sus toneladas de billetes se largaron a los EU y nos dejaron la víbora chillando (el silencio cómplice también es rabioso). Por su riqueza, cinismo e irresponsabilidad, son cómplices de los (casi) 250 mil caídos que engalanan la guerrita de Calderón y continuada por el disminuido EPN. Luego le sigo con uno que, desde Jiusten, convoco a un concurso de Calaveritas…

Más de Huerta:

Del dicho al lecho hay mucho trecho.

A mis viejos maestros del marxismo nunca los entendí. Unos están en la cárcel y otros son ricos.

No lloro porque te vas
De noche a todas las fiestas,
Lloro porque ai las tráis
Y a mí nuca me las prestas.

El orden sin justicia es fascismo…

Medio Viagra no sirve para “cepillar”, pero evita que te mojes las patas cuando vayas a mear.

Me sangran el corazón
Las espinas de las rosas,
La maldita corrupción
Siempre ha de ser contagiosa.

Gur Bay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *