Memes del Guajo

209) Cerebros en fuga

Alejo galardòn

Alejandro Etienne Llano recibe galardón de la Uni queretana por su desempeño como alcalde… Los galardones los otorga el pueblo, no las universidades tercermundistas que ni saben dónde queda Ciudad Victoria. El año pasado se lo dieron a Enrique Borge, ¡un senador! Si no se los dan a la Tuta (el galardón), es porque a este no le interesa comprarlo. Chatarra llama chatarra.

fotos-rifles

A un alcalde fronterizo le preguntaron porqué huía para el otro lado cada vez que se venían los madrazos y respondió con aplomo y sabiduría que él era alcalde para tiempos de paz; “si quieren a uno que le entre a los chingadazos, elijan aun general”.

gatitos

Multas a medios sólo son drásticos cuando se aplican; y si no, pos no: Zulema Flores, otra diputada de bajo rendimiento.

chihyuahua

Citas refritas

El PAN no es hotel de paso: Javier Corral… ¡claro que no!, es un burdel estable.

Los niños ya te extrañan
Y con mi llanto les fallo,
No les digo que te fuiste
De piruja al Papagayo.

Quien no quiere pensar es un fanático, quien no puede pensar es un idiota, quien no osa pensar es un cobarde: F. Bacon.

La conciencia y la cobardía son en realidad la misma cosa.- Oscar Wilde.

La conciencia es una cosa ficticia, que se supone se asienta en el espíritu.- Bentham.

La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales.- Kant.

La conciencia es cobarde, y cuando no tiene fuerza para evitar las faltas, rara vez es lo bastante justa para acusar.- Oliverio Goldsmith.

EPN santa ana

Para Pancho Larrea y demás cómplices homicidas del Grupo México

A los negros socavones
Nunca bajan los patrones
Cuando les sobra el decoro.
Al juntar su plusvalía
Mantienen sus almas pías
Aunque se les pudra el oro.

bella acostada

Dos fulanos pasan por una casa embrujada…

-Mira –dice uno-, si tocas en la puerta de esa casa, te corres un albur: te puede salir una rubia lindísima o un negro de proporciones descomunales.

Inspirado en la supuesta belleza de la rubia, el tipo se anima y toca la puerta.

Sale el negrote con su grosero aparato y lo somete a un rudo fornicio punitivo. Pasa el tiempo; una vez que el fulano sometido se recupera de las excoriaciones inherentes al caso, regresa por la revancha. Vuelve a salir el negrote con su aparato de groseras proporciones y lo vuelve a someter a rudo fornicio reiterativo…

Pasa el tiempo y ya que el tipo se recupera y vuelve a la casa embrujada; toca la puerta y sale (ahora sí) la rubia lindísima…

-Perdone –dice él-, ¿no está el negro?

Gur bay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *