Memes del Guajo

227) Monterrey

Congreso de Nuevo Leo

Mí espíritu está de luto,
De mi patria nada queda.
No aflojéis el triste glúteo
Por unas cuantas monedas.

alcaldesa de mtym

Sin rencores ni querellas
Aquí traigo mi palabra,
De una mujer que es muy bella
Pero se le van las cabras.

rodri

Me nace del corazón
Esta ambición que me aprieta,
Les juro que no hay pasión
Que aguante 30 puñetas.

Meme holocausto

Fue el #Estado: Kafka.

El amante del su esposa apareció con un tiro en la cabeza; a pesar de sus coartadas, nadie dudó que el marido era el responsable: Fue el astado.

En España el concepto follaje es sinónimo de orgía. Su equivalencia en México es “tiradero”.

“Dios ha de decir desde las alturas: este cabrón no cree en mí; pero soy hijo de la chingada si no me lo traigo al cielo”: #JoséRevueltas. La ironía de revueltas irritaba a los solemnes asnos del partido Comunista que terminaron en el #PRI… Elena Poniatoska. La Jornada.

Meme bella

Un ganadero muy rico se casa con Casimira, muchacha muy pobre. Le regala una Land Rover, le da empleo a toda la familia; la vida les mejora radicalmente. Todos felices hasta el año, Casimira reúne a su familia: “¡No aguanto más! Me quiero divorciar.”
– ¡Estás loca! Tu marido es un hombre buenísimo, te quiere, te respeta, nos resolvió la vida y ahora quieres patearlo todo.
– Mira papá, él solo quiere tener sexo anal, no me puedo ni agachar y… dale, zaz, pácatelas y vámonos. Para que tengas una idea, cuando me casé, mi agujerito parecía una moneda de 10 centavos, y ahora parece una moneda de un peso.
– ¿Por 90 centavos haces tanto escándalo?

Culo bar

#JoséRevueltas describe cómo los cristeros empalaron a un maestro de una forma brutalmente sencilla: “Con un machete afilar muy bien un palo resistente que no se quiebre con el peso de un hombre. Luego hay que estirarlo de las piernas con vigor para que encaje bien.

De lejos el maestro parecía un espantapájaros sobre su estaca, agitándose como si lo moviera el viento, el viento, que ya corría, llevando al voz profunda, ciclópea, de Dios, que había pasado por la tierra”.

Gur bay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *