Memes del Guajo

232) Miedo

jorongo etienne

Alcaldes millonarios, municipios miserables.

Operativo “Navidad Blanca” para prevenir robos… ¿cerrarán el palacio municipal con su alcalde, secretarios, regidores y síndicos?, ¿Encerrarán en el corralón a los pillos del pito y la macana? ¿Y los comerciantes?, andan más sueltos que un lechón con disentería.

CNDH

Peña con CNDH

Ombudsman

Tú los matas y yo como que me hago pendejo.

culo rosa 2

Se amotinaron mis ansias
Y la ansiedad es mi oficio,
Quiero tus protuberancias
Y el calor de tus resquicios.

Einstein bomba

El tiempo arruga la piel pero el miedo arruga el alma: Facundo Cabral. Ironías: Esto lo publicó un diario victorense, cuyo dueño (del rotativo y de Gas Bomvicsa), vive en los EU. ¿Acaso se fue por valiente? No frunzáis el adusto ceño: Alfonso Reyes.

Primero provocan la violencia con la grosera acumulación de riqueza y luego huyen y nos dan clases de filosofía y moralidad.

gatos-leche

Anuncia EPN Plan de legalidad.

Presenta PRD Manifiesto a la nación

De nada sirve otro parche
… mi patria está bien perchada.
Déjense ya de mamadas
Mejor ch… a su madre
(no rimó, pero de todos modos).

Desde antes que se haga tarde
Ya sabremos quien es quién,
Uno es un maldito fraude
Y creo que el otro también.

jodona

¿De qué murió el señor en la cama de piedra?
R: De un almohadazo.

¿Qué le dijo un árbol a otro árbol? A ver a quién se le para el pajarito

¿Cuál es el colmo de una funeraria? R: Que el negocio esté muerto.

Mi gusto se cayó al pozo
Y ahora ya nada te pido,
Mi amor fue muy generoso
Y el tuyo está muy fruncido.

genial

 

Literatura

En la plaza se erguía la estatua de un héroe. Se sublevó contra el ejército turco que ocupaba la isla al mismo tiempo que en la península griega se producía una revuelta, pero fue capturado y condenado a morir por empalamiento. Los turcos hicieron una afiladísima estaca en la plaza del puerto, desnudaron al infeliz héroe y allí lo clavaron. Con el peso del cuerpo la estaca fue introduciéndose despacio. Avanzando desde el ano hasta la boca, pero el héroe tardó mucho tiempo en expirar. Al parecer, la estatua se erguía en el mismo lugar donde habían hincado la estaca. En la época en que fue levantada debió haber sido una grandiosa y gallarda estatua de bronce; la brisa marina, el polvo y los excrementos de las gaviotas, habían hecho que apenas se distinguieran las facciones. Los habitantes de la isla casi ni prestaban atención a la mísera estatua… Haruki Murakami.

Gur bay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *