Memes del Guajo

537) Glafiro y canturreas

Congreso Tamaulipas, PAN

Si yo me llamara Glafiro, no me atrevería salir a la calle, ni a perrear una diputación; mucho menos a dar declaraciones cojas.

‘Nalgarita, mi histeria’ o afán de regresar a ese nido de asesinos llamado Los Pinos para continuar la obra monumental del enano Fecalín.

Alejandro Etienne Llano defiende el mega bono que se autorizaron los Diputados Federales: “todo trabajador tiene derecho a recibir un estímulo”, dijo con babeante sebosidad.

¿Cuándo P M has visto trabajar un diputado?

Si la amas, déjasela ir; si vuelve, le gustó; si no, se hace la interesante.

¿Exitoso como Peña, Azcárraga, Slim? Para amasar un capital hay que hacer harina a los demás. Prefiero levantarme hasta que se me hinchen los huevos y seguir de fracasado.

Esta vida cómo aprieta
Y no conozco la flor,
Regálenme una chaqueta
O hágame usted favor.

El mundo es un duro leño,
Todo se nos va en sufrir,
Te venden un P sueño
Luego te la dejan ir.

¿Los impuestos que más joden a Tamaulipas? El Alcalde de Cd. Victoria, su maquillador de imagen, el Chichifo y su Chichifa. Los impuso un nefasto ex gobernador.

No conforme con endeudar y saquear Tamaulipas, el exgobernador Eugenio Hernández Flores, nos heredó a su clan de sanguijuelas: su hermana, quien medra en el Congreso local como diputada pluri, al Chichifo, su príncipe consorte (de la diputada, no de Geño), al alcalde Oscar el ‘hamburguesero’ Almaraz Smer… son un chingo.

A mí no me gusta el churro
Porque uno se queda horro,
Y si me rebuzna un burro
Nomás apachurro y corro.

Oscar Almaraz Smer se arrastraba por la vida entre la miseria y el olvido hasta que ¡oh bendición del cielo! (¿o maldición del infierno?) fue rescatado del basurero por una escoria que a su vez salió de otro basurero: Eugenio Hernández Flores.

La Jornada
Dinero
Aumentazo de risa
Cada pobre es un voto comprable
Enrique Galván Ochoa
Más vale flaco en el llano que gordo en el cochinero… Perdón, en la Corte o en el Congreso.
José Luis Morales/Ciudad Victoria
10Dic.2016

page

Tanto sacrificio, tanta abnegación para que luego venga el Sancho y cargue con todo. Egidio Torre.

Disculpen que se lo pida
Que se pegue un gran balazo,
Allá en la parte de abajo
Donde no se ve la herida.

Los niños que “por vocación” caen en garras de la religión me recuerdan a los héroes de Pessoa, que mueren por la patria “sin saber qué es la patria”.

La Navidad es una fiesta de ricos y una mentada de M para los pobres.
Una reverenda mamda

Luego de dejar embarrado el pellejo y parte de mi cerebro durante 15 años en un “prestigiado” rotativo de Cd.Victoria, Tamaulipas, me liquidaron conforme “marca la ley” con una cantidad que no representa ni la vigésima parte de lo que el dueño roba en un día. Putas leyes.

Canaco recibe con los brazos abiertos a policías de proximidad: M A G S… Uno con licencia para robar y su hermanito Miguel González Salum ladra, despoja y desmantela a la patria, y esperan que la delincuencia uniformada les arregle sus cagazones. Esas son mmmm

Gur bay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *